Hay que hablar sobre el feminismo y lo que significa – Lila Downs

Hay que hablar sobre el feminismo y lo que significa – Lila Downs

La cantante Oaxaqueña «Lila Downs» presenta su nuevo disco «Al chile » y con motivo a este se le cuestiono acerca de la situación machista y feminista que vive la sociedad hoy en  día y esto fue lo que platico:

 

Resultado de imagen para lila downs
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Lila, ¿cómo defines la relación entre hombres y mujeres hoy?

-Creo que hay que hablar más sobre el feminismo y lo que significa. A veces se tiene el concepto limitado de que el feminismo son ‘las feminazis’, y eso es muy pobre. Hay algo de peligro en la relación que nosotras llevamos con nuestros hombres, los veneramos demasiado y les hacemos daño con eso. Cuando las mujeres mimamos demasiado a los varones, se corrompe un poco la relación justa entre los géneros”. Según ella, esta veneración de algunas mujeres hacia los hombres, puede dar lugar —en parte—, a que existan ‘los machos’. “Hay que leer a Simone de Beauvoir o Rosario Castellanos, visiones que no necesariamente son de escuela feminista, sino que obran con su ejemplo de vida.

Resultado de imagen para lila downs
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Cuáles son tus inspiraciones femeninas?

Por un lado Chavela Vargas, era tremenda esa mujer, aunque tenía sus desplantes. Me tocó que me contara que andaba con este político y con éste, y cosas así de presumir su vida privada. Se volvió mitómana”, Pero del lado más personal, las mujeres determinantes en su vida fueron su abuela y su madre, a quien casaron a la fuerza cuando tenía 14 años. “Yo misma sufrí la situación difícil de vivir en un pueblo (Tlaxiaco), donde cuando los hombres deciden que eres una mujer “linda”, pueden destruirte. Yo me quedé con ese sentimiento de pelear”, confiesa.

 

Resultado de imagen para lila downs al chile
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Cómo es el tema del machismo con tu pareja (Paul Cohen es su esposo desde hace más de 25 años)?

Yo lo eché a perder (ríe), lo estaba echando a perder. Estábamos acostumbrados que hasta que no se sentaba el hombre de la familia a la mesa, no lo hacíamos las mujeres: aunque mi madre no era así, ella se convirtió en mujer liberada, jamás cocinó (ríe), siempre tenía a alguien que la ayudaba. Entonces, yo en algún momento me di cuenta que debía corregir esa situación que mantenía después de años de casados con mi esposo. Ahora le digo: no te sientes ahí, yo no te voy a servir, me tienes que ayudar…

Comentar

Pin It on Pinterest