Search

¿Por qué la Vía Láctea se llama así?

30

Gotas de leche en el espacio según los griegos

La Vía Láctea es una galaxia compuesta por estrellas, polvo interestelar y planetas, esta es la constelación donde la Tierra órbita, así que si alguna vez has visto las estrellas y te has preguntado de dónde surgió el nombre, lo que sigue te interesa.

Dentro de la mitología griega, encontramos uno de los significados más antiguos del nombre de esta constelación, la historia se basa en Hércules, mitad dios y mitad humano que es hijo de Zeus, padre de todos los dioses, y su amante Alcmena, una mortal.

Un día, Hércules fue abandonado por su madre en una vereda, cuando de pronto aparecieron por ahí caminando Atenea, diosa de la sabiduría y Hera, esposa de Zeus, reina de todos los dioses. Atenea al ver al pobre niño indefenso y llorando consideró que Hera debería alimentarlo, así que se acercó a este y sin reconocerlo Hera comenzó a amamantarlo sin sospechas que era Hércules, el hijo de su esposo con otra mujer.

Pero la fuerza succionadora de Hércules hizo que Hera sacara su pecho apartándolo y derramando tanta leche que hasta sobrepasó las fronteras del Olimpo extendiéndose por todo el universo y formando así la Vía Láctea. Cada gota es una de las estrellas o cuerpos celestes que hoy vemos en el espacio.

De este modo, nuestra constelación fue bautizada como “Vía Láctea”, que en latín significa Vía de Leche o “Galaxia”, que significa lo mismo, pero en griego.

 

 

Esta historia ha inspirado a grandes artistas para plasmarlo en sus obras, los ejemplos más reconocidos los encontramos en El nacimiento de la Vía Láctea, del pintor Peter Paul Rubens en 1636, y que se encuentra en el Museo del Prado, en Madrid, España; o la obra homónima del pintor italiano Jacopo Comin, Tintoretto, que fue creada entre 1575 y 1580, y que se expone en el museo National Gallery, en Londres, Reino Unido.

Aunque todas las culturas tienen su propio mito sobre el origen de esta constelación, el nombre que conocemos hoy en día como Vía Láctea está basado en esta historia griega, cuya civilización ha sido no sólo influyente para la lengua sino también en política, filosofía, educación, ciencia y artes.

Así que la próxima noche que contemples el firmamento, podrás tener un poco de la historia de los dioses griegos ante ti. ¡Disfruta su magia!

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *